miércoles, 24 de abril de 2013

¿Cómo serían las cárceles si fueran diseñadas por los mismos presos?

 

  • Las celdas de Milán son verdaderos focos de creatividad, y no solo para elaborar vino o pistolas de tatuajes con boligrafos Bic...
  • La 'Habitación de la Libertad' es muy fácil de construir y también muy barato, algo que podría servir como modelo para fabricar viviendas sociales que se adapten a personas con bajos ingresos.
Si la necesidad es la madre de la invención, las celdas deben serverdaderos focos de creatividad. Y no sólo para la elaboración de vino en los baños, pistolas para tatuar con bolígrafos Bic y cuerdas de guitarra...
De acuerdo con tres diseñadores italianos que celebran talleres con los presos desde 2003, los encarcelados son diseñadores brillantes. Y podemos aprender de ellos.
La pasada semana en Milán, Aldo Cibic, Tommaso Corà Marco y Tortoioli Ricci (conocidos como Cibic Workshop) presentaron la 'Habitación de la libertad', un prototipo de celda diseñado por los propios prisioneros de la Prisión de Alta Seguridad de Spoleto, en Italia.
Con unas medidas de 4 x 2.7 metros, el prototipo de habitación tiene el tamaño exacto del lugar donde viven estos prisioneros-diseñadores, e incorpora las experiencias colectivas de personas que viven en menos de 30 metros cuadrados. La mayoría de las ideas son sorprendentemente básicas, después de todo, viven en una caja de pastillas, y los añadidos a la celda son sutilezas y detalles para aprovechar mejor el espacio de ésta.
Por ejemplo, los prisioneros habían construido con los cartones de tabaco sus propias estanterias, así que lo que han querido crear es una larga línea de estanterías que recorran la pared, así se puede almacenarcualquier cosa en cada centímetro de la celda.
La directora de la prisión está del todo de acuerdo. ''Las fuertes restricciones del lugar, los muebles y accesorios tienden a agudizar el ingenio de los presos, que intentan hacer el mayor y mejor uso posible de los objetos que se encuentran en la celda'', continua la directora de lacárcel Lucía Castellano en Milán: ''Sinceramente, espero que los administradores de la cárcel consideren válido este proyecto y adopten medidas para promover una cultura de vida en prisión, que además estará determinada ciertamente por las personas que viven en ella''.
Independientemente de que el prototipo se implemente o no en las cárceles, los diseñadores italianos esperan que la 'Habitación de la libertad' pueda servir de modelo para fabricar viviendas sociales oalbergues juveniles. Adaptándose a personas con bajos ingresos, de ahíel eslogan del proyecto, que dice: "4 x 2,7 metros son las dimensiones de una celda de prisión, pero esto no es una celda".
El dilema de esta 'Habitacion de la Libertad' como un propósito penitenciario depende mucho de cuál ha sido el motivo por el que la persona está encarcelada y sobretodo, la opinión que la sociedad tenga de la forma adecuada de castigo. Pero lo que sí es un acierto es ver esta vivienda como una propuesta de bajo coste, un proyecto interesante de cambio de ritmo comparado con los otro micro-apartamentos que se han mostrado en la exposición, la mayoría excesivamente caros y llenos de detalles lujosos que, al fin y al cabo, no sirven para nada.
La Habitación de la Libertad es muy fácil de construir, y también muy barato, un hecho que podría ayudar a personas que viven en espacios pequeños por necesidad y no por elección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada